La ciudad Miramar festejó sus 130 años de fundación

El jueves 20 de septiembre la ciudad de Miramar festejó sus 130 años de  fundación, los agasajos comenzaron en el Honorable Concejo Deliberante, donde el Intendente  Municipal, Germán Di Cesare, Junto a la Presidente del HCD, Sabina Vujovich,  descubrió para su instauración el busto del fundador de nuestra ciudad de Miramar, Fortunato de la Plaza, realizado  por el escultor Hidelberg Ferrino, siendo  donada la escultura por Elizabeth Eichorn.

Seguidamente la comitiva se dirigió a la plaza “Malvinas Argentinas” para  comenzar con el acto  protocolar ,el mismo  dio comienzo con la entonación   de las estrofas del Himno Nacional Argentino, posteriormente , la secretaria General y de Gobierno María Eugenia Bove , junto a la vicepresidenta de la Comisión Directiva de la Mutual Cultural Circulo Italiano, Mari Mollo, colocaron una ofrenda floral al busto de Fortunato de la Plaza.Paso seguido el Intendente Municipal, Germán Di Cesare le entregó una plaqueta a la Mutual  Cultural Circulo Italiano, Joven Italia, por ser la institución más antigua de la ciudad.

Las palabras a cargo  fueron dadas por el Concejal , Hernán López, donde Indicó : “Hace instantes nada más, compartimos un momento muy especial, descubriendo el busto de Don Fortunato de la Plaza en el Hall de ingreso del Honorable concejo Deliberante. Desde ya agradecemos nuevamente a la familia del escultor, por habernos brindado este invalorable aporte”.

“Y al conocer, que la figura del fundador de la ciudad, estaría en este espacio, fue importante al momento de pensar estas palabras y compartir el mensaje que deseábamos transmitir en este día”.

Seguidamente el edil  acentuaba “Una de las preguntas que me surgió, fue ¿La Miramar de hoy, será la que habrá soñado Fortunato de la Plaza? Me hubiera encantado entrevistarlo. Pero bien, el aporte que tenemos, los indicios, surgen de documentos históricos. Uno de ellos habla de “la creación de un pueblo balneario”, muy de moda en la Europa de la época y con gran aceptación de este lado del Atlántico, tal cual lo demostraba, la joven Mar del Plata, del Partido de Gral. Pueyrredón de la cual fuimos parte, hasta la creación del Partido de General Alvarado. En esta zona, hasta ese momento, el mar tenía poca o nula importancia, si eran valoradas estas tierras para la cría de ganado. Hay testimonios que hablan de ocupación, ya por el año 1830 de puesteros que desconocían de fronteras, tenían relaciones con los pueblos originarios y si alguno escucho hablar de  “Ley de Enfiteusis” en primaria o secundaria, también se aplicó en esta zona”.

“Pero volvamos al tema, Miramar como hoy la conocemos no era sin duda el objetivo de Fortunato de la Plaza, y en este caso está bien. Los objetivos primarios los cumplió con creces, pero la realidad de esos primeros años en nuestro país, la fueron dotando de un elemento que marcaría fuertemente nuestra idiosincrasia: La inmigración.”

“Entre 1880 y 1920, se dieron las principales corrientes inmigratorias en nuestro país. Hombres, familias corriendo tras de un sueño, de un futuro próspero y en muchos casos escapando de situaciones adversas. El pueblo balneario comenzó a ser un pueblo de todo el año”.

“Por supuesto que el motor principal era el turismo, que llevaba de la mano la construcción. Primero de los chalets, los hoteles familiares, los edificios. Pasamos de las ramblas al paseo costanero, de los pequeños servicios de playa a los balnearios. Posiblemente, esta sea la historia que más se conoce, pero a medida que este crecimiento se daba, una ciudad comenzaba a avanzar sobre el campo, creciendo tras las vías, topándose con el vivero, ampliando sus horizontes a la vera de la ruta 11. Pero no hablamos aquí de ladrillos, nuevas construcciones, aquí hablamos de personas, de familias, nacidas algunas, venidas por trabajo otras, o enamoradas perdidamente luego de conocerla en algún verano. Así fueron echando sus raíces, forjando sus historias en este mágico lugar con aroma a Pampa, pino y mar”.

“Pero la historia no es tan simple, conformar una ciudad, sostenerla en el tiempo, no depende de voluntades individuales, y aquí las instituciones cumplieron y cumplen una función primordial. Desde aquellas primeras mutuales de las colectividades, pasando por las sociedades de fomento, clubes sociales y deportivos, cámaras, asociaciones, agrupaciones, cooperadoras, cooperativas, instituciones educativas entre otras, se fue conformando un tejido social complejo que enfrentaron y asumieron las realidades y desafíos con los que se encontraron. Esa historia vale la pena transmitirla que es mucho más que enseñarla”.

“Hasta aquí, esa historia está escrita o contada. Con orgullo celebramos 130 años. Pero ¿de qué sirve la historia si solo nos cuenta el pasado? La historia tiene que ser motivadora, tiene que interpelarnos, tiene que ser constantemente la inspiradora de nuestros sueños, formadora de identidad y arraigo. La base nuevos caminos por hacer, para la ciudad que amamos”.

“La profesión periodística, me ha permitido conocer y también apoyar, actividades que se desarrollan en la ciudad, fundamentalmente de las instituciones. Personas que todos los días creen que bueno y nuevo se puede hacer al servicio del bien común. Personas que con el ejemplo enseñan que es más importante dar que recibir”.

Finalizando López,  señaló  que “Otra buena pregunta¿ qué puedo hacer por mi ciudad?  Que quede en nosotros, cada cual tiene un rol en la sociedad y es importante para la historia que viene. Que hoy seamos como el diseño de la zona céntrica de la ciudad. Cada cual tiene su punto de vista y podemos compararlas con las diagonales, pero podemos confluir en un bien común y superior que serían las plazas centrales que hoy nos convocan para festejar. Feliz aniversario Miramar, feliz cumpleaños para toda su gente”.

Al cierre del  acto se procedió a las presentaciones artísticas con el Coro Municipal de Adultos Mayores, con el grupo de baile “Ritmos Latinos” a cargo de Florencia Fulao y  cerrando el acto la cantante Cintia Aristegui interpretó la canción “Entre Dos” cuyo autor es el Miramarense Marcelo  Ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: