Ollas populares y reclamo a las autoridades locales por la falta de asistencia a los comedores barriales

En el marco de la convocatoria a nivel nacional realizada por organizaciones sociales ante las políticas de ajuste que lleva a cabo el gobierno de Mauricio Macri, en Miramar se llevo a cabo una olla popular en la 76 y 27, donde se nuclearon numerosos vecinos para reclamar, a nivel local, la implementación urgente de políticas sociales que apoyen la labor que vienen realizando los comedores barriales en asistencia a las familias que atraviesan situaciones de fuerte vulnerabilidad social frente la crisis económica.

El reclamo concreto tiene que ver con la absoluta ausencia del estado municipal en relación a los numerosos comedores barriales y copas de leche que han proliferado en la comunidad en los últimos meses, como respuesta solidaria de la comunidad a la falta de fuentes de trabajo genuinas y políticas sociales inclusivas que permitan a los niños comer en sus hogares.

Desde sectores políticos y sociales se le reclama al intendente Di Cesare, que se acerque a la comunidad de su distrito con una mirada social que le permita involucrarse con las necesidades de los sectores más humildes que son las víctimas primarias del neoliberalismo gobernante en el país y la provincia. Ante esto, hace tiempo que se viene pidiendo que la Secretaría de Desarrollo Humano colabore con las organizaciones sociales, no solo políticas sino también vecinales y religiosas, que sostienen con escasos recursos comedores barriales y copas de leche, ante la ausencia de comedores comunitarios municipales. Sin embargo, la respuesta por parte del ejecutivo municipal parece no llegar nunca y la queja de los ciudadanos se empieza a hacer escuchar.

En esta oportunidad, la olla popular de la calle 76 y 27 nucleó a numerosos vecinos, como se viene haciendo también en convocatorias de similar tenor realizadas recientemente en la calle 88 y Av 9 por organizaciones barriales que reflejan la protesta social desde la actitud solidaria de acercar un plato de comida caliente a las familias que atraviesan dificultades diarias.

No se descarta que las siguientes medidas incluyan movilizaciones al municipio, ya que el pedido de entrevista al jefe comunal se ha realizado en otras oportunidades y no ha recibido respuestas. Es que desde los círculos cercanos al Dr. Di Cesare, considerarían que la convocatoria tiene un tinte ideológico y le habrían aconsejado no recibir a los representantes de las organizaciones sociales. Sin embargo, muchos opinan que, de esta manera, lo que hace es distanciarse de las necesidades de los centenares de familias que le están pidiendo una colaboración para poder sobrellevar estos momentos de dura crisis que atraviesa la ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: