¿Mala intención de medios locales o real posibilidad de ocupación de camas de terapia por pacientes de COVID-19?

En las últimas horas, circuló en medios locales la consulta a la población acerca de la posibilidad de que nuestro hospital municipal albergara casos positivos de COVID-19 en las camas de internación en terapia intensiva frente a una eventual saturación en municipios.

El comentario surge a partir de la solicitud del gobernador Axel Kicillof a los municipios que se encuentran en Fase 5 de poner a disponibilidad las camas de terapia intensiva. La medida que analiza el gobierno provincial busca una alternativa frente al probable colapso de los hospitales del conurbano bonaerense ante en avance de la pandemia y el crecimiento exponencial de contagios en la zona del AMBA.

Sin embargo, medios locales alertaron a la población local preguntando si estaba de acuerdo la ciudadanía en que el Intendente Municipal aceptara esta posibilidad.

Frente a esto, debemos aclarar que General Alvarado se encuentra a una amplísima distancia del conurbano bonaerense por lo que pensar en un eventual traslado de pacientes desde esa área a nuestra ciudad no resiste mayores análisis, dado que un paciente en estado crítico no puede trasladarse por tantos kilómetros y es poco probable contar con la infraestructura de traslado que posibilite esta acción.

La otra posibilidad que existe es frente a un eventual colapso de los hospitales de cercanía, situación que, como sabemos, es poco probable en un horizonte cercano, aunque no puede descartarse debido al ingreso por estos días en la fase más feroz del avance del virus en nuestro país, además de la ocupación de camas de terapia intensiva por patologías respiratorias habituales no relacionadas con el virus.

En tal circunstancia, de darse este escenario, poco probable, y llegado el caso, las autoridades municipales deberán analizar la capacidad de las instalaciones de salud para atender estos casos y, debe tenerse en cuenta que existe un protocolo muy estricto de traslado con equipamiento para personal médico y pacientes que garantiza la nulidad de las posibilidades de contagio.

Desde los medios de comunicación, tenemos la responsabilidad de transmitir tranquilidad y seguridad en estos momentos que continúan siendo críticos. Aprovechar un momento de fragilidad en el sentir de la ciudadanía para agitar temores no nos beneficia en ningún sentido y no aporta positivamente al combate de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Suscribete a nuestro Boletín
Aquí podés suscribirte a nuestra lista de difusión de noticias por whatsapp
A %d blogueros les gusta esto: