El padre Misionero Pedro Opeka visitó Miramar

El Domingo 22 de julio, con un gran acompañamiento de la comunidad, y con la presencia del Intendente Municipal Germán Di  Cesare acompañado por los funcionarios comunales y por la presidente sabina Vujovich asistió a la misa celebrada por el Padre Pedro Opeka, en el tinglado de la Parroquia San Andrés de la ciudad de Miramar.

En un marco de profunda emoción, el sacerdote, a tono con la prédica que lo destaca y con la fuerza espiritual que lo caracteriza, hizo un conmovedor llamado al trabajo conjunto, solidario y en pos de los más necesitados.

Al finalizar la ceremonia religiosa  Di Cesare le entregó al padre Opeka un presente en nombre de los vecinos de Gral. Alvarado y la Presidente del Concejo Deliberante hizo lo propio con el Decreto que  declara a Opeka Visitante Ilustre, del distrito.

El padre Pedro Opeka de 70 años, quien llegó a África a los 22, logró alcanzar el pequeño pero gran milagro para los más pobres de Madagascar, el pueblo de Akamasoa (que significa “Los buenos amigos”), que se encuentra en las afueras de la capital, Antananarivo, en Madagascar,  habiendo  un gran basurero alrededor, donde decenas de miles de personas hurgan en los desechos buscando de material para reciclar, revender y comida.

El sacerdote misionero Argentino  construyó junto a ellos cinco poblados donde viven cerca de 3 mil familias, representando una población estable de más de 17 mil personas, de las cuales el 60 por ciento son niños menores de 15 años. Unos 9.500 chicos estudian en sus colegios y se da trabajo a unas 3.500 personas en la asociación (atendiendo escuelas, dispensarios, hospitales, canteras, fábricas de muebles y artesanías). Como así también fue propuesto  para este año como candidato a recibir el premio Nobel de La  Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: