Dolores: CÓMO AFECTA A LOS DOLORENSES LA DEVALUACIÓN Y LOS AUMENTOS DE SERVICIOS Y COMBUSTIBLES

 por Juan Pablo García

El Gobierno Nacional enfrenta una crisis que ya no niega en sus discursos pero si desde la práctica política. No solo no cambió el rumbo económico sino que lo profundizó: anunciaron nuevos aumentos en gas y combustibles y el precio del dólar trepó a $38. ¿Cómo afecta esto a los dolorenses?
Tras el impacto de la fuerte devaluación en el precio de los combustibles, que la semana pasada aumentaron en torno al 12%, este lunes el Gobierno oficializó el incremento del 17% en el precio del biodiésel, que se utiliza para cortar el gasoil. A eso debemos sumarle un aumento del gas de entre el 25 y el 30% que se oficializará en los próximos días.
Según indicó el propio Ministro Nicolás Dujovne, se espera que para diciembre de este año la inflación termine rondando el 42%. Sin embargo, la mayoría de las paritarias de los principales sectores de trabajo de Dolores están muy por debajo de ese número.
Ante los débiles o nulos aumentos de sueldos y la creciente cotización del dólar, los salarios han perdido poder adquisitivo de manera indiscutible. De no haber paritarias, podría ser aún mayor.

Municipales:
El Intendente anunció en abril un aumento del 8% en dos tramos y recientemente otorgó una bonificación de $1.000, lo que resulta un paliativo temporal e insuficiente. Si tenemos en cuenta los aumentos de servicios, combustibles, la devaluación y la inflación que se estipula, claramente los municipales perdieron poder adquisitivo este año.

Comerciantes:
En lo que respecta a los comerciantes la situación es también complicada. En su mayoría los comercios de nuestra ciudad dependen del traslado de sus productos que llegan desde otras localidades, por lo que el aumento del combustible modificará sus cuentas y nuevamente los precios que pagarán los consumidores.

Empleados públicos de la Provincia:
El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires ofreció un 20% de aumento a nuestros docentes, quienes lo rechazaron automáticamente. Tampoco acordó la gobernadora Vidal con los trabajadores del Poder Judicial, que continúan reclamando la apertura de las paritarias. Por su parte, Policías y agentes penitenciarios también esperan, como todos, una propuesta de aumento salarial.

Nuestros vecinos necesitan con suma urgencia que quienes gobiernan reviertan la situación económica, que los salarios recuperen su poder frente a la inflación, que el transporte y los servicios no sean impagables, y que se implementen políticas que acompañen a quienes generan empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: