Caso Ciccone: la defensa de Boudou pidió la nulidad en el inicio del juicio

El Tribunal Oral Federal 4 deberá resolver este planteo en el proceso judicial que comenzó este martes en los tribunales de Retiro. El juicio pasó a cuarto intermedio hasta el próximo martes.

El exvicepresidente Amado Boudou comenzó a ser juzgado por el caso de la compraventa de la ex Ciccone Calcográfica, luego de que el Tribunal Oral Federal 4 rechazara un pedido para postergar el proceso oral. En la apertura del proceso, que continuará el próximo martes, la defensa del exfuncionario pidió la “nulidad” del juicio y la fiscalía aseguró que fue “corrompido”.

El Tribunal Oral Federal 4 juzga a Boudou así como a su amigo, el empresario José María Nuñez Carmona; el abogado Alejandro Vandenbroele, titular de la empresa The Old Fund; a Rafael Resnnick Brenner, jefe de asesores de la AFIP; Guido Forcieri, exfuncionario del Ministerio de Economía; y Nicolás Ciccone, antiguo dueño de la empresa.

En tanto, en la causa aún resta definir la suerte del extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray; así como el de la expresidenta de la Casa de la Moneda, Katya Daura.

Según la acusación, mientras ocupaba el cargo de ministro de Economía, Boudou -a través de su amigo Carmona y el abogado Vandenbroele como intermediarios- se interesó por la adquisición del 70 por ciento de las acciones de la compañía, encargada de la impresión de papel moneda.

En el caso Ciccone, Boudou está imputado por negociaciones incompatibles con la función pública, que contempla penas de uno a seis años de prisión, y cohecho (coimas).

Al fijar la fecha, el Tribunal también decidió que en el juicio serán testigos Laura Muñoz, exesposa de Vandenbroele, y Agustina Seguin, expareja de Boudou y quien junto al exvice fuera sobreseída por la documentación apócrifa en la transferencia de un vehículo que él compró en 1993.De recibir una pena en este proceso, podría exponerse a prisión efectiva, aunque ello no implica la ejecución en forma inmediata, lo que recién ocurriría en caso de que el fallo quede firme de la mano de la Cámara Federal de Casación Penal.

Todos ellos fueron propuestos por el fiscal de juicio Marcelo Colombo, quien tendrá la acusación a cargo junto a la Oficina Anticorrupción (OA) -organismo dependiente del Ministerio de Justicia-, y la Unidad de Información Financiera (UIF).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: